Alimentamos sonrisas de los más pequeños

 
 
104

Meriendas al día durante los meses de invierno

230

Desayunos diarios durante el verano

¿Por qué lo hacemos?


​Etiopía presenta unos altos niveles de desnutrición infantil. La mayor parte de la población infantil del barrio de Kebelle 2, presenta desnutrición debido a las condiciones de extrema pobreza en las que viven, viéndose dificultado el acceso a nutrición diaria básica, propiciando el hambre y disminuyendo la esperanza de vida. La inseguridad alimentaria es alta.

​¿Cuál es nuestro objetivo?


Mejorar el aporte nutricional de las niñas y niños de la Guardería de Don Bosco en Kebelle2 (Debre Zeit, Etiopia) a través del complemento diario de una pieza de fruta – plátano - en los desayunos y meriendas repartidos.

¿A quiénes ayudamos?


​Niños en edad infantil que acuden a la guardería de Don Bosco de uno de los barrios más pobres de Debre Zeit, Kebelle 2.
​Cada día, durante el curso escolar, a la guardería acuden 104 niños con edades comprendidas entre los 2 y 7 años, para recibir de forma diaria una merienda a la par que sus clases. Durante el verano cambia la situación, los niños viene por la mañana y acuden entre 230 y 250. Muchos de estos niños solo comen lo que se les puede proporcionar en estos desayunos y meriendas.
​Desde hace varios años nuestra contraparte, la Comunidad de Salesianos de Don Bosco, proporciona estos desayunos y meriendas, basados en un vaso de leche, y un trozo de pan para cada niño.
Denaderu se suma así a la iniciativa puesta en marcha, añadiendo y dando soporte nutricional en la guardería con el aporte de una pieza de plátano diaria, para complementar el alimento que ya se está dando.

¿Qué conseguimos?


​- Dotar de al menos una comida al día a los niños que acuden a la guardería.
- Mejorar y complementar los aportes nutricionales de los desayunos y meriendas diarios.
- Prevenir enfermedades al mejorar las condiciones nutricionales.
- Incrementar la asistencia a la escuela. Se consigue una mejora del estado de salud de los más pequeños para que no tengan impedimento en su escolarización.
​A través del complemento de fruta diaria al desayuno conseguimos mejorar las condiciones nutricionales de los más pequeños, evitando enfermedades que pueden resultar mortales. Mejora su estado de salud, y en consecuencia se consigue una mejor calidad de vida, eliminándose al mismo tiempo barreras de salud que impidan la asistencia a la escuela básica.

¿Cuáles son los gastos que supone este proyecto?

Durante el curso escolar se invierten 2155,55€ en comprar plátanos (340kg/mes) para mantener a los 104 niños de este proyecto durante los meses de septiembre a junio, incluyendo el transporte desde el mercado a la guardería de cada sábado.

En los meses de verano (julio y agosto), la cantidad de niños aumenta, por lo que aumenta también el presupuesto para comprar plátanos (680kg/mes).
Ocasionalmente (depende del número de niños que acudan durante la semana) hay que comprar un pequeño extra más a parte de lo presupuestado.
Para los meses de verano se invierten 862,22€.

​Sumando las cifras anteriores el presupuesto total para mantener este proyecto funcionando durante un año es de 3017,17€.

Si quieres apoyar este proyecto pulsa:

 
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies